5 Claves Para Llevar una Dieta Sana

Comer sanamente o llevar una dieta sana no es dejar de comer lo que te gusta ni tener un rígido control de lo que comes o seguir estrictas dietas que te volverán loco. Por lo que si has tomado la decisión de cambiar y mejorar tus hábitos alimenticios solo recuerda que no estás solo y que el camino es largo pero con un poco de conciencia puedes lograrlo. En Mejoramostuvida.com te brindamos 5 claves para que lo consigas sin morir en el intento

1. Prepárese para el éxito

Debes mentalizarte que planear una dieta sana es una manera cómoda y dividida en pasos que te ayudaran a cambiar tus hábitos alimenticios en lugar de tomarlo como una medida drástica de restricciones que solo te llevara al fracaso. Cambiar los hábitos de manera regulada pero comprometida te ayudara a que tu cuerpo asimile el nuevo régimen y puedas ver los resultados más rápido y efectivamente.

2. Consuma una variedad de comidas

¡En la variedad está el gusto! La razón para esto es porque aún no se ha determinado efectivamente cuales son los nutrientes y sustancias necesarias en cada una de las comidas que se traduzcan en una buena salud. Por lo que llevar una dieta diversa te ayudara a obtener lo mejor que cada comida por separado le puede ofrecer a tu organismo. Otra razón es que a medida que consumimos cualquier comida de manera regular, nos exponemos a altas dosis de los pesticidas involucrados en su desarrollo.

3. No ser moderado con las porciones es perjudicial

Esta es la parte donde procedemos a mentimos a nosotros mismos y esto la convierte en la más fundamental. Ya teniendo la mente preparada y sabiendo que necesitamos variedad es lógico pensar: ¿Cuánto debo comer?. Por supuesto, puedes comer todo el brócoli y espinaca que quieras por lo que la moderación empieza con los alimentos que aportan más calorías. Cada vez que decidimos dejar de comer alguna comida, es totalmente normal que la deseemos aún más que antes y esto conlleva con la consecuente sensación de culpa y fracaso cuando se cae en la tentación. Por lo que pequeñas porciones nos permitirán disfrutar de esas comidas sin sentir que estamos fallando en nuestro objetivo.

4. Introduce los granos enteros en tu dieta

Al menos la mitad de los granos que consumes deben ser granos enteros como el trigo, arroz integral, avena y centeno ya que estos son alimentos importantes para la prevención de enfermedades cardiacas, ayudan a evitar la anemia, son una buena fuente de fibra y antiácidos. Pero debes tener en cuenta evitar los granos refinados como el pan y las pastas.

5.Para las proteínas: Más pescado y menos carnes rojas

El pescado es un alimento rico en proteínas, posee menos grasas que las carnes rojas además sus grasas son del tipo Omega-3. El pescado es muy famoso en dietas debido a que estudios han demostrado que consumir pescado no representa un riesgo de aumento de peso. Pero no todo es bueno y es que un exceso en su consumo puede llevarnos a tener niveles tóxicos de mercurio, por lo que consumirlo 2 veces por semana sería suficiente.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *