La Buena Nutrición También Debe Estar en la Escuela

La nutrición en la escuela es un tema importante ya que muchos niños concurren a la escuela a la mañana y se quedan hasta la tarde lo que obliga a plantear un almuerzo para ellos. No todas las escuelas cuentan con comedor y, en algunos casos, la comida que allí se prepara no siempre es apta para consumirla todos los días.

Una lonchera bien preparada que apunte a cubrir todos los aspectos que abarca la nutrición en los niños debe contener:

  • Proteínas: yogures, carne, pollo, atún, frutos rojos o cereales integrales.
  • Carbohidratos, de manera equilibrada y controlada: pan, tostadas, galletas, torta que, de ser posible, sean de harinas integrales porque son mucho más digeribles y saludables. Los carbohidratos son los encargados de la energía al momento de hablar de nutrición.
  • Vitaminas y Minerales: frutas variadas, vegetales crudos y cocidos, una riquísima ensalada se puede preparar con todos ellos por lo menos de 5 colores, si son más mucho mejor.

Estos tres puntos son los básicos para que el niño tenga una dieta equilibrada. Es conveniente que la lonchera que elijamos para guardar la comida sea térmica para que los productos no pierdan la cadena de frio, principalmente en los días calurosos. La buena nutrición también depende de que los alimentos estén bien conservados.

CONSEJOS PARA TENER EN CUENTA

El niño tiene que poder disfrutar de la comida por eso es todo un desafío preparar loncheras que resulten atractivas todos los días además de cumplir con los requisitos que establece la buena nutrición.

Recetas ricas y originales, con buen aspecto porque la comida también entra por los ojos y con muy buen sabor. La bebida también es otro desafío ya que la mejor es el agua pero no todos los niños aceptan tomarla. En todo caso negociar tres días de agua, dos de gaseosa o algún arreglo intermedio. No hay que olvidar que la gaseosa es rica pero dañina ya que contiene un alto nivel de azúcar y esto no es aconsejable cuando hablamos de nutrición.

Como a los niños hay que educarlos desde pequeños es una medida saludable hacerlos participar en la preparación de la lonchera diaria, de este modo y paulatinamente irán tomando conciencia de la importancia que tiene una alimentación sana y saludable. En lo posible hay que evitar la comida chatarra porque no aportan demasiado a la nutrición.

En cuanto a la porción que hay que prepararle depende de la edad y la contextura del niño. En todo momento es importante que haya una buena comunicación en cuanto a la comida ya que son habituales las controversias entre padres e hijos cuando se trata este tema, siempre es conveniente consensuar y no obligar.

¿Estás de acuerdo con este artículo? Por favor compártelo con tus amigos!!!

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *